El «cinturón marrón» de Madrid

https://madridsolidario.net/el-cinturon-marron-de-madrid/

30 kilómetros de escombreras y vertederos ilegales salpican la periferia del sur y sureste de la capital. Parece como si la gran urbe escupiese todo lo que le sobra hacia el exterior, olvidándolo a su suerte. Electrodomésticos viejos, neumáticos, pinturas, productos químicos y sanitarios, todo tipo de enseres y restos de obras se apilan en solares, descampados próximos a áreas habitadas, caminos y vías pecuarias, cunetas y arcenes de carreteras y zonas verdes formando un «cinturón marrón». En total, los escombros y residuos ilegales diseminados por este arco ya alcanzan más de 10.000 toneladas.

Del entorno del Polígono Marconi, en Villaverde, hasta los descampados del Barrio de Las Rosas, en San Blas-Canillejas, se expande esta cadena intermitente de desechos. Parcelas cercanas a la M-45 entre Villaverde y Vicálvaro, el entorno del camino de Valdecarros, la zona del antiguo poblado chabolista de Las Barranquillas, los solares que rodean el polígono de Vicálvaro, los márgenes de la carretera que une la A-3 con el vertedero de Valdemingómez, el camino del Malecón y el del Pozo del Tío Raimundo son algunos de los lugares donde más se concentran los vertidos incontrolados y que ejemplifican este problema que se arrastra desde hace muchos años.

El Ayuntamiento y la Comunidad son quienes tienen la potestad de sancionar a los infractores que realizan esos vertidos ilegales. Además de las multas, es necesario activar de manera urgente un plan de limpieza de escombros para recuperar esos espacios y  habilitar nuevos centros de recuperación de escombros.

Pero sobre todo es necesario tomar conciencia de que la mejor forma de ser ecológico es consumir menos.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =