Crece la inversión en sanidad privada de la Comunidad de Madrid

https://madridsolidario.net/crece-la-inversion-en-sanidad-privada-de-la-comunidad-de-madrid/

(Nota: Este artículo fue redactado antes de que estallara la pandemia del Covid-19 en España)

Camas que se cierran en hospitales públicos, camas que se abren en la privada. Presupuestos para los de gestión privada que crecen tres veces más que para los públicos. Ratios de paciente por profesional que se disparan en la pública y se reducen en la privada. Centros públicos que se pierden, centros privados que se inauguran. Listas de espera para operaciones que crecen en lo público, que se acortan en lo privado… en definitiva, se está produciendo un trasvase de dinero público a la gestión privada en Madrid.

Inversión

En los últimos cuatro años, el porcentaje de inversión en los hospitales privados integrados en la Red Única de Utilización Pública (Hospital Infanta Elena, Hospital Universitario Rey Juan Carlos, Hospital de Torrejón. Hospital de Villalba, UTE Fundación Jiménez Díaz, el Laboratorio Clínico Central y los conciertos de Pruebas Diagnósticas) se ha  multiplicado por tres, han pasado de 621.406.769 euros en 2015 a 742.086.923 euros en 2019, en total se ha incrementado en un 19,4%. Mientras que los hospitales de gestión directa «han pasado de 2.884.087.247 euros en 2015 a 3.068.372.254 en 2019, en total se ha incrementado en 184.285.007 euros, un 6,4%».

Pacientes

Hay un trasvase de pacientes de la pública a la privada —el pasado año los siete más grandes perdieron 89.090 primeras consultas y pasaron a los de gestión privada, que ganaron 144.071— y estos últimos cobran más cuanto más pacientes atiendan.

Camas de hospital

Los hospitales de provisión privada han incrementado en 92 el número de camas instaladas (la dotación fija del centro) y en 189 el de funcionantes (las que están realmente en uso), mientras que los de provisión pública han perdido 878 instaladas y 518 funcionantes.

Listas de espera

La pérdida de camas supone un incremento de las listas de espera, se están engordando y agrandando porque no hay camas para ingresos, desde 2016 al 2019 el número de pacientes en lista de espera quirúrgica se ha incrementado en 25.193 pacientes, un 66,5%.

Pruebas diagnosticas

Se ha producido una subida del 333,2% en cuatro años en el presupuesto de pruebas de radiodiagnóstico en hospitales mayoritariamente privados (de 6.040.725 euros en 2015 a 26.166.331 euros en 2019). Las pruebas de imagen son las más rentables para las compañías privadas: son habitualmente fáciles y rápidas de realizar y no dejan mucha posibilidad de complicaciones, no precisan una gran inversión en personal porque son realizadas por técnicos y, por todo ello, rentabilizar la compra de un aparato es sencillo.

Hace 12 años, el Gobierno de la Comunidad empezó a inaugurar los nueve hospitales que formaban parte de ese plan de infraestructuras privadas, si la atención médica especializada sigue la misma tendencia que hasta ahora, se corre el riesgo de que acabe por consumarse una privatización sistemática y programada que no redunda en beneficios para los pacientes sino en un trasvase de dinero público a las manos de la gestión privada en Madrid.

La concesión al sector privado de servicios públicos lleva implícita la aceptación de los servicios de salud como un valor de cambio en vez de un valor de uso, pasando de concebir los servicios sanitarios como instrumentos para satisfacer las necesidades de salud de la población a un área de negocio.

La tendencia de la privatización sanitaria en todos los países del mundo responde a unas estrategias de largo plazo, en la que los pueblos no harán más que aportar más de su esfuerzo y trabajo, paradójicamente, a costa de su propia salud.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 7 =