Campaña por la Justicia en las relaciones Norte-Sur

https://madridsolidario.net/campana-por-la-justicia-en-las-relaciones-norte-sur/

Desde hace más de 25 años, el Movimiento Cultural Cristiano viene llevando una labor de conciencia y de denuncia de las causas políticas del Hambre, el Paro y la Esclavitud Infantil. Labor silenciada por casi todos los medios de comunicación, aunque fruto de esta campaña es haber conseguido que el 16 de abril sea reconocido como el Día Internacional contra la Esclavitud Infantil, o que en España ya no sea “raro” hablar de países empobrecidos -y no pobres-, del robo Norte – Sur, o del expolio de la banca a los ciudadanos cuando nuestro país “iba bien”, por citar algunos ejemplos.

            Esta campaña es permanente también en la Comunidad de Madrid. Así, en nuestra comunidad son cientos los actos al año en los que la denuncia de la injusticia se hace patente en nuestras calles. Madrid, Alcalá de Henares, Getafe, Villalba, Torrelaguna… son algunos de los municipios donde se han visto desde pequeños pero contundentes puestos informativos, hasta marchas y concentraciones en solidaridad con los parados, con los hambrientos, con los esclavos, con los inmigrantes empobrecidos.

Acto-manifestación de la campaña

            Es importante destacar que para llevar a cabo toda esta tarea de ser Voz de los Sin Voz, el Movimiento Cultural Cristiano no tiene más financiación que la de sus propios militantes y los que quieren colaborar en la Campaña. A diferencia de sindicatos u otras organizaciones no gubernamentales, no hay “liberados”, ni sueldos, ni dietas. Sólo trabajo gratuito. Sólo medios sencillos porque la historia nos dice que es posible cambiar el mundo desde lo pequeño.

            El grito es permanente. Aunque también es permanente el intento por parte de algunos de los ayuntamientos de impedir u obstaculizar esta labor de conciencia, especialmente el de Madrid. La experiencia demuestra que las miles de ordenanzas, normativas, regulaciones, etc. están para servir a los ricos, a los propios políticos y a sus amigos: banqueros y grandes empresarios. Nunca ponen pegas a los “grandes” pero siempre lo hacen a los “pequeños”. Aún así, la Campaña se mantiene firme porque su objetivo es claro: un mundo sin esclavos, sin hambrientos, sin parados. Y para ello es imprescindible una opinión pública solidaria: el sentido de esta Campaña.

Revista Autogestión

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =