La sanidad privada en Madrid sigue siendo un negocio muy lucrativo

http://madridsolidario.net/la-sanidad-privada-en-madrid-sigue-siendo-un-negocio-muy-lucrativo/

Al cierre del ejercicio 2015, la Comunidad de Madrid ha pagado 166 millones de euros a la sanidad privada por derivar pruebas y operaciones. Los llamados conciertos con los centros privados estaban presupuestados en 160 millones pero, al final, han sido 6 millones más. En esos 166 millones están incluidos los conciertos que tramitan directamente los hospitales “de gestión directa” por el Sermas, es decir, no incluye a los ocho que son empresa pública. De los 19 hospitales de la red madrileña, 16 pagaron conciertos con clínicas privadas para derivar servicios médicos. En cuanto a los conciertos con la sanidad privada, hay una clara infrautilización de los servicios públicos, ya que muchos hospitales de gestión directa no tienen sus quirófanos funcionando ni al 80% mientras se derivan operaciones a centros privados.

La cifra se dispara si sumamos la cantidad que la Comunidad de Madrid ha aportado a los seis hospitales de gestión privada o con conciertos: 686 millones en 2015, 105 millones más que en 2014. Estos datos “cuadran” con el hecho de que la plantilla del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) ha perdido 5.343 efectivos desde el año 2009, una reducción del 7%. Se han perdido 713 médicos, 839 enfermeros, 1.028 auxiliares de enfermería, 183 celadores y 10 matronas, a pesar de que la población que tiene derecho a asistencia sanitaria ha crecido en 173.000 personas. A esto se añade otro problema: el alto porcentaje de “eventualidad” de la plantilla y su envejecimiento. El 35% de los puestos no son fijos y el 13,5% tiene más de 60 años (casi 10.000 trabajadores) y se jubilará en un plazo de cinco años. Así las cosas, es normal que las listas de espera no se reduzcan, aun con el último invento de la Comunidad que puso en marcha el año pasado: los llamados pactos de gestión para reducir la lista de espera quirúrgica. Lo que los profesionales sanitarios llaman ‘peonadas’ u horas extras para operar por la tarde. Cada hospital tiene la libertad de firmar los pactos que negocie con los trabajadores y distribuir como quiera entre cada uno de los profesionales que participan en cada intervención la tarifa que paga la Consejería de Sanidad. Entre enero y agosto de 2016 se han realizado 56.709 operaciones en turno de tarde. Trabajadores y sindicatos denuncian, un año después de su implantación, que los pactos de gestión no reducen la lista de espera y que las ‘peonadas’ han servido para crear un nuevo tipo de operación quirúrgica de ‘segunda división’, de menos calidad en el servicio.

Fuente: Revista Autogestión

estar-con-el-agua-al-cuello

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.